Las salas multisensoriales SHX y la primera infancia: Aprendo jugando

Ejemplo de piscina de bolas iluminada y con vibración.
Ejemplo de piscina de bolas iluminada y con vibración.

Jugar, la ocupación principal de los niños, es la forma natural de aprender, de forma espontánea y muy motivadora. El juego contribuye al desarrollo tanto intelectual como físico y social de los niños: amplía el campo de relaciones, une a los niños con los adultos, ayuda a conocerse mejor; a crear vínculos, a comunicarse, disfrutando de los demás.

Las salas multisensoriales están diseñadas para jugar y disfrutar: una piscina de bolas que cambia de color, lanzar un dado y que cambie el color de la sala o la imagen proyectada, cazar pompas de jabón… las posibilidades de aprender jugando son infinitas.

Sigue leyendo…

Si lo prefieres, puedes descargarte el artículo completo en PDF.

Más información

Si quieres más información sobre las ventajas, uso y características de las salas multisensoriales SHX, visita nuestra web, contacta con nosotros en el +34 932 850 437 o bien en info@bjadaptaciones.com.

Nuestros expertos en SHX te ayudarán a configurar el entorno multisensorial más adecuado para tu centro u hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *