Las salas multisensoriales SHX para personas mayores: Compensar la falta de movilidad

Artículo escrito en colaboración entre BJ Adaptaciones, Sandra Abad Galdeano, terapeuta ocupacional en la Fundación Elvira Otal y Ana Aznar Calvo, terapeuta ocupacional en el centro asistencial Santa Ana, grupo SAR Quavitae.

La progresiva falta de movilidad propia de edades avanzadas tiene un efecto limitante para la persona y es la fuente de otras dificultades.

Además, supone también la pérdida de entradas sensoriales relacionadas con el sistema táctil, vestibular y propioceptivo (el equilibrio, el movimiento, la posición y orientación de su cuerpo en el espacio).

En las salas multisensoriales se proporciona un ambiente poco exigente, conocido y seguro para explorar, favoreciendo el movimiento y el desplazamiento por el entorno.

El convertidor en hamaca convierte cualquier silla de ruedas en un balancín, trabajando así la propiocepción
El convertidor en hamaca convierte cualquier silla de ruedas en un balancín, trabajando así la propiocepción

Por otro lado, estimula sistemas sensoriales básicos como la propiocepción, el tacto y el vestibular, compensando los déficits y facilitando la autorregulación.

Por ejemplo, un estímulo vestibular como un balancín, ofrece a la persona sensaciones que pueden facilitar su bienestar, o elementos propioceptivos y de tacto profundo, que aportarán más seguridad, estando más conectado consigo mismo y con su entorno.

Sigue leyendo…

Si lo prefieres, puedes descargarte el artículo completo en PDF.

Más información

Si quieres más información sobre las ventajas, uso y características de las salas multisensoriales SHX para personas mayores, contacta con nosotros en el +34 932 850 437 o bien en info@bjadaptaciones.com.

Nuestros expertos en SHX te ayudarán a configurar el entorno multisensorial más adecuado para tu centro u hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *