Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu email las últimas novedades y agenda de formación de BJ Adaptaciones

BJ Adaptaciones usará la información que nos proporciones en este formulario para estar en contacto contigo y para enviarte actualizaciones y promociones.

Puedes cambiar de opinión en cualquier momento haciendo clic en el enlace desuscribir que hay en el pie de página de cualquier correo electrónico que recibas de nuestra parte, o poniéndote en contacto con nosotros en info@bj-adaptaciones.com. Trataremos tu información con la máxima confidencialidad. Para obtener más información acerca de nuestras políticas de privacidad, visita nuestra web. Al hacer clic a continuación, aceptas que podamos procesar tu información de acuerdo con estos términos.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp's privacy practices here.

Cómo ayudan las Salas Multisensoriales en las Enfermedades Neurodegenerativas

  • 26 febrero, 2020
  • Nair Alcocer

Actualmente, muchas enfermedades neurodegenerativas afectan en mayor grado a la población de edad avanzada, debido al envejecimiento de la sociedad y al aumento de la esperanza de vida.

De entre estas enfermedades podemos destacar la demencia como causa principal de discapacidad en las personas mayores, siendo una gran preocupación para la población debido al impacto que provocan tanto en el bienestar de la persona, como en su familia y el entorno que los rodea.

Estas enfermedades limitan la autonomía desde las etapas más iniciales y merman la participación en todo tipo de actividades. Todas ellas tienen en común su cronicidad y una evolución progresiva e irremediable.

Mujer con fibra óptica Luminea

Esta falta de participación en actividades puede llevar a sentimientos de frustración e inseguridad, alteraciones en el estado de ánimo, (apatía, cambios de humor, agitación, etc.); e incluso llegar a generar aislamiento, desconexión, y alteraciones conductuales.

Para tratar dichos síntomas se recurre cada vez más a la prescripción de psicofármacos o “sujeciones químicas”. Sin embargo, un manejo no farmacológico adecuado que incluya información, educación y apoyo a los cuidadores, modificando el entorno y evitando los desencadenantes de los síntomas de la demencia, es siempre necesario y ayuda a para controlar o reducir los síntomas.

Se ha evidenciado que la combinación de las terapias farmacológicas con las no farmacológicas es la mejor vía para retrasar el deterioro y mejorar la calidad de vida de estas personas.

La estimulación mediante actividades adecuadas a cada persona y que impliquen diferentes procesos cognitivos, sensoriomotores y sociales, ayuda a que las personas estén más activas y participativas facilitando la ralentización de su deterioro, su autodeterminación, la mejora de la calidad de vida y un estado de ánimo positivo.

Una de las intervenciones no farmacológicas idóneas para este propósito es el uso de entornos multisensoriales como herramienta terapéutica. Las salas multisensoriales son entornos de estímulos regulados que mejoran el estado emocional y conductual de las personas, suponiendo un apoyo a la medicación y disminuyendo el uso de medidas de contención físicas y químicas.

Hombre con tubo de burbujas Luminea

Dentro de los entornos multisensoriales se encuentran las salas que funcionan con tecnología SHX. Estos espacios son inmersivos, interactivos y totalmente personalizables. Ofrecen contenidos coherentes según el usuario que va a realizar la intervención terapéutica y combinan imágenes, sonidos, vídeo, música, luces, vibración del mobiliario, y otros efectos que aparecen en la sala.

Permiten crear contenidos que entran por diferentes vías sensoriales, adaptados a cada persona, su historia, la etapa en la que está, sus necesidades y sus intereses, e incluyen múltiples objetivos de intervención.

¿Cómo puede ayudar la estimulación en un entorno multisensorial?

Volver a la esencia

Todos nos movemos en entornos muy complejos donde los estímulos son muy diversos, cambiantes y estresantes. Las personas mayores pueden sentirse incómodas, abrumadas o sobrepasadas en estos ambientes, aún más gravemente en el caso de personas con demencia o deterioro cognitivo asociado a la edad. Las salas multisensoriales ayudan a las personas mayores a volver a la esencia y encontrar un espacio de calma ya que permiten fácilmente regular el ambiente para llegar a la persona desde lo más esencial, sencillo y primario de las actividades.

Dentro de las salas multisensoriales SHX, podemos establecer ciertos estímulos para volver a vivir actividades de manera regulada con estímulos básicos, agradables y coherentes, adaptándonos a las capacidades sensoriales de cada persona y sirviendo como puerta de entrada para la estimulación cognitiva en diferentes niveles de complejidad. 

Recordando vivencias en sala multisensorial SHX

Así, podemos explorar la historia vital de cada usuario, obtener información en internet u otras fuentes y encontrar contenidos de la época, actividades pasadas, fotos familiares, música y canciones, programas de radio y tv antiguos, etc. La vivencia de estos contenidos en la sala multisensorial SHX es mucho más intensa gracias al ambiente accesible que se crea con la combinación de otros recursos como la proyección de gran formato, la posibilidad de ofrecer vibración por todo el cuerpo acorde con la señal acústica (sensación altamente conectada con el sistema emocional), la iluminación coordinada con la imagen provocando un efecto de inmersión, etc., Además, añade la posibilidad de completarse con otros elementos sensoriales en momentos seleccionados (activar frío/calor, aire, pompas de jabón, proyecciones, etc).

De esta forma se facilita la conexión con sus recuerdos, proporcionándoles el placer de revivir momentos gratificantes de una forma intensa y, en base a estas vivencias, incidir en otros aspectos cognitivos o realizar ejercicios específicos, además de memoria episódica y retrógrada. Por ejemplo, podemos realizar actividades de categorización por imágenes, sonidos, o todo junto; estimular las habilidades ejecutivas con una secuencia de colores sobre el tubo de burbujas y tratar de recordar el color siguiente; reconocer y asociar imágenes y sonidos; recordar escenas e identificarlas; etc.

Estimulación cognitiva

Tanto el uso de estímulos primarios como el uso de escenas inmersivas, permiten al terapeuta generar actividades de diferentes niveles de complejidad para llevar a cabo una estimulación cognitiva adaptada a las capacidades y limitaciones propias de cada persona y etapa.

En estas salas multisensoriales es posible recrear una amplia colección de combinaciones sensoriales, priorizando aquellas más accesibles y satisfactorias para sus usuarios, y dirigiéndolas a múltiples objetivos terapéuticos (atención, memoria, habla y lenguaje, respiración, capacidades psicomotoras, etc.) siempre desde un ambiente poco exigente, coherente, agradable y comprensible.

Si la persona registra e integra de forma más eficaz los estímulos, percibe su medio como menos amenazante o estresante y más manejable, adecuando sus niveles de alerta y atención, lo que facilita su predisposición a cualquier actividad.

Experimentando sensaciones de bienestar con el sistema SHX

Existen infinitas posibilidades de interacción con las salas SHX para realizar actividades terapéuticas que estimulan no sólo la memoria, sino también la atención, concentración, anticipación, categorización, asociación, discriminación, lenguaje, gnosias, praxias, y un largo etcétera.

Conexión, comunicación y bienestar

La versatilidad del sistema SHX y la potencia de los elementos de una sala multisensorial permiten crear ambientes y actividades personalizados, agradables y relevantes para cada persona y tan sencillos o sofisticados como sea requerido.

Estas sensaciones agradables y accesibles facilitan la conexión de la persona con su ambiente y facilitan la comunicación con sus familiares o cuidadores en un contexto positivo.

La comunicación se crea en el nivel en el que el usuario es capaz de asimilar y puede ser tan básica como una mirada compartida o una sonrisa.

Estas sensaciones de confort facilitan el bienestar del usuario, mejorando su predisposición al resto de actividades y favoreciendo un ambiente óptimo para él mismo y las personas que le rodean, a la vez que facilita su participación.


En BJ Adaptaciones diseñamos y desarrollamos salas multisensoriales personalizadas para alcanzar los objetivos terapéuticos indicados en cada caso. Desde una pequeña sala multisensorial hasta un proyecto más grande que pueda cubrir las necesidades de distintos tipos de usuarios.


Canto de Hoyos Alonso, Garrido Barral, Olazarán Rodríguez (2016, 3 de febrero).Tratamiento farmacológico de los síntomas psicológicos y conductuales de la demencia. https://www.fisterra.com/guias-clinicas/tratamiento-farmacologico-sintomas-psicologicos-conductuales-demencia/

Fundación Elvira Otal, SAR QUAVITAE, BJ Adaptaciones (2016, 3 de junio). Las salas multisensoriales SHX para personas mayores. https://blog.bjadaptaciones.com/las-salas-multisensoriales-shx-para-personas-mayores/

Nair Alcocer

Terapeuta ocupacional y licenciada en Psicología, máster en Uso de Sistemas Alternativos y Aumentativos del Lenguaje y la Comunicación. Asesora en tecnología de BJ Adaptaciones y responsable de formación y servicios a medida. Si deseas ponerte en contacto con Nair, puedes hacerlo por medio de su correo electrónico (nair.alcocer@bjadaptaciones.com).

Leer sus artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los objetos cobran vida con SHX Proximity