Una solución cuando no podía ducharme

Joaquín Romero, fundador de BJ Adaptaciones.

Joaquin RomeroDebido a las interminables úlceras (producidas por el deterioro paulatino de mi piel y la continua presión ejercida cuando estoy en la misma posición) la enfermera me advirtió que debía mantener el apósito más tiempo sin mojarlo.

Este requisito impedía ducharme a diario, algo que sumado al cúmulo de molestias producidas por mi esclerosis, me parecía molesto.

Yo quería lavarme la cabeza a diario, ya que la higiene del resto del cuerpo la realizaba el cuidador desde la cama.

Me instalé un lavamanos ajustable eléctricamente en altura (de 65 a 95 cm). De esta forma conseguía acercarme al lavamanos y mi cuidador, con la ducha teléfono, me lavaba la cabeza cada mañana como siempre lo había hecho.

La unidad incorpora lavabo, grifo y desagüe, por lo que no me tuve que preocupar de modificar la instalación que tenía en mi casa.

Integración del control del lavamanos en el Mando de Control de entorno de BJ.
Integración del control del lavamanos en el Mando de Control de entorno de BJ.

Además el desagüe flexible no se encuentra a la vista, por lo que puedo acercarme sin miedo a impactar con el mismo.

Esta necesidad hizo que el equipo de BJ tuviera que integrar el dispositivo en mi mando de control de entorno.

Esta solución me ayudó en un momento crítico de mi enfermedad y ahora ya no me preocupa si en un futuro tengo que pasar por la misma situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *