Un tubo es un tubo y muchas otras cosas más

Esta es una de las reflexiones finales con las que nos dejó Alba Alier, asesora en BJ Adaptaciones, en las últimas Jornadas de Tecnología de Apoyo celebradas este mes de mayo. Sin duda, la suya fue una de las presentaciones más espectaculares puesto que se pudo ver en funcionamiento uno de nuestros tubos de burbujas.

Estos tubos pueden formar parte de salas multisensoriales para centros y permiten crear infinitos ambientes y situaciones aprovechando recursos como los colores, la vibración, los reflejos y la interactividad. Ofrecen posibilidades para el seguimiento visual, la motricidad, la relación causa-efecto, etc. Con este recurso, personas con parálisis cerebral, TEA, daño cerebral, discapacidad intelectual o visual, y personas mayores o niños pequeños que requieran una atención temprana, pueden trabajar y mejorar física y emocionalmente.

Después de meses de trabajo con este elemento multisensorial, y con el objetivo de sacar el máximo rendimiento de esta herramienta, en BJ Adaptaciones hemos elaborado 51 actividades diferentes para hacer con un tubo de burbujas.

Durante su presentación Alba citó un pasaje de Alicia en el País de las Maravillas donde, ante una encrucijada de caminos, Alicia le pregunta al gato Chesire qué camino debe seguir. Éste, socarronamente, le dice que dependerá de a dónde quiera llegar, a lo que la niña responde que no le importa demasiado. Con su amplia sonrisa, Chesire sentencia que entonces tampoco importará mucho en qué dirección vaya Alicia. Esta reflexión contextualiza los objetivos que tiene esta recopilación de actividades. Cada una de ellas puede mostrar un camino y, en realidad, ninguno es mejor que otro per se. Cada persona alcanzará sus objetivos gracias a una aplicación del tubo u otra o a una combinación de varias. Nuestra misión ha sido poner en manos del terapeuta o del educador esta guía con la que trabajar los objetivos educativos y cognitivos de cada persona.

Respiro, luego existo

Es el sugerente título de la actividad número 17. Está especialmente indicada para personas gravemente afectadas con pluridiscapacidad, demencia, y parálisis o daño cerebral. Para iniciar la actividad es necesario configurar el tubo de burbujas para el control con un audio-micrófono. Éste puede acercarse a la boca, pero también a la nariz para que sea la respiración la que active diferentes eventos en el tubo cuando el micrófono la capte.

Se trabaja la respiración (se puede animar a la persona a trabajar con el ritmo y con la profundidad), el soplo y la fonación y se estimula la percepción de la relación causa-efecto. Efectivamente, al respirar se producen cambios de color. Respiramos y pasan cosas. Respiramos y existimos. Por eso un tubo es un tubo y también muchas otras cosas más: todas aquellas que nos permite descubrir y mejorar.

Puedes descargarte toda la documentación con el contenido que se presentó en las Jornadas de Tecnología de Apoyo de BJ Adaptaciones en nuestra web de las JTA. Y, por supuesto, si quieres obtener la guía completa con las 51 actividades para hacer con un tubo de burbujas o ponerte en contacto con uno de nuestros asesores para sacar todo el potencial de cualquier elemento de las salas multisensoriales, escríbenos a info@bjadaptaciones.com. Estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *