La historia de BJ Adaptaciones contada por Joaquín Romero

Joaquín Romero, Fundador de BJ Adaptaciones

En la primera fotografía de 2015 que ha conmocionado a las redes sociales, aparece un nieto cogiendo en brazos a su abuela enferma.

El joven, llamado Giancarlo Murisciano, añade unas palabras conmovedoras: “En el pasado tú me tenías sobre tus piernas, ahora lo hago yo abuelita, sin vergüenza y sin temor“.

Foto de Giancarlo Murisciano cogiendo en brazos a su abuela

Este ejemplo me ha recordado algo que me sucedió hace 15 años, cuando mi hermano Borja quería ir a Camboya, con el fin de poder ver de primera mano lo que podría ser su futuro personal y profesional.

Como ingeniero técnico de telecomunicaciones, Borja tenía en mente colaborar en algún proyecto de cooperación al desarrollo, dirigido a mejorar la calidad de vida de las personas mutiladas por las minas antipersona.

Yo le insinué que le necesitaba para mejorar mi autonomía y calidad de vida. Él me dijo que Carlos, mi otro hermano, podría ayudarme si algún día lo podía necesitar.

Poco después tuve un agravamiento serio de mi esclerosis múltiple y fue Borja quien me dijo entonces: “Está bien, ya veo que mi sueño camboyano debe estar en Barcelona contigo”.

Mi hermano y yo vimos la conveniencia de constituir una empresa especializada en autonomía y discapacidad. Fue entonces cuando, con las iniciales de nuestros nombres, formamos BJ Adaptaciones.

De manera muy clara Borja me puso dos condiciones: “Tú y yo nunca participaremos de beneficios, y si algún día los hubiera, se invertirán de nuevo en la empresa, siempre a favor de las personas con discapacidad.

Taburete de tres patas. Más que un buen soporte. © Guillem Ferran – www.flickr.com/photos/gufm/

Un año más tarde, mi hermano Carlos decidió sumarse al equipo, de forma que BJ estaba formado por un soporte firme de tres patas.

He de decir que ellos tenían ya asegurado un trabajo con contrato indefinido, pero lo dejaron todo por mí y por las personas que más lo pudieran necesitar.

Ese es el espíritu que se vive en BJ y desde su fundación, nunca ha prevalecido un interés comercial antes que las personas.

En la actualidad, estamos implicados en este proyecto veinticuatro trabajadores que, en todo momento, hacemos lo imposible para mantener, mejorar o aumentar las capacidades funcionales de una persona, gracias al empleo de la tecnología de apoyo.

Las prioridades de BJ son la autonomía y la calidad de vida de las personas con discapacidad.

Y en la punta de la pirámide del organigrama de la empresa siempre están nuestros clientes, a quienes nos debemos en todo momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *