Siguiente paso…

Joaquín Romero, fundador de BJ Adaptaciones y afectado de esclerosis múltiple.

Desde que me diagnosticaron esclerosis múltiple en el año 1990, sabía que podía terminar tal y como estoy ahora, pero ignoraba totalmente cómo podía compensar una situación de estas características.

Cuando en 2002 constituimos BJ Adaptaciones, estaba seguro que podríamos ayudar a muchas personas, pero en ningún momento pensé que yo mismo sería uno de los primeros beneficiados.

Y es que en estos momentos prácticamente he perdido la voz. Hecho que se suma a que desde hace mucho tiempo no puedo mover ni pies ni manos y por si fuera poco la vista me empieza a fallar.

Por otro lado cada vez más dependo del respirador, ya que mi esclerosis también me afecta a los pulmones.

Hacía unas semanas podía ir físicamente a la sala de estar y recostado en un puff vibroacústico al que le llamamos “Blas”, conseguía pasar toda la mañana.

Actualmente estoy en cama. Tengo el ordenador conectado al proyector, la pantalla enfrente de mí y gracias a estas ayudas, consigo estar más o menos operativo.

Y los problemas de voz los he conseguido suplir con un amplificador de voz que con dificultad consigue compensar las limitaciones del habla que tengo.

Soy consciente que es una situación compleja, pero afortunadamente siempre he tenido y tengo a mis hermanos para apoyarme en todo y para ofrecerme soluciones innovadoras y sólidas.

Seguimos adelante con nuevos objetivos
Sigo adelante con nuevos objetivos

Además de las soluciones tecnológicas que desarrollamos y distribuimos desde BJ Adaptaciones y que tanto me ayudan, hace ya un tiempo que, con la boca pequeña, les sugerí a mis hermanos la idea de poner en marcha una Fundación que pudiera dar respuesta a muchas de las situaciones por las que he pasado a lo largo de mi enfermedad.

Y es que me encantaría que una Fundación fuera un medio real para conseguir compensar las limitaciones propias de diversas enfermedades, o bien las limitaciones que tienen las personas con discapacidad.

Así, que dándole vueltas a esto, he pensado especialmente en nuestros clientes y usuarios, quienes con los que a menudo he conversado y que son los que realmente me ayudan a comprender las múltiples necesidades ante las que se encuentran.

Yo tengo la suerte de tener a BJ Adaptaciones en todo momento, pero esa suerte no la tienen tantas y tantas personas con discapacidad, con lo que creo firmemente que constituir una Fundación les podría ayudar.

Personas de todas partes podrían verse beneficiadas, ya que la discapacidad y las enfermedades no entienden de fronteras.

Encontrándome en el punto en el que estoy de mi enfermedad, el comunicador se ha convertido en el último paso que he dado y  por eso me gustaría que la Fundación que imagino tuviera como objeto central la comunicación aumentativa alternativa; y que fuera un medio muy directo de ayuda a cualquier persona con discapacidad.

Me gustaría poder seguir hablando “de silla a silla” con muchas personas.

3 comentarios

  1. Es una idea extraordinaria…y que coincide con la que llevo pensando años atrás.
    Seria genial ponerme a vuestra disposición para intercambiar ideas y hacerlo realidad.

    1. Hola Esther, muchas gracias por tu comentario. Pasamos tu email a Joaquín y a Borja Romero para que puedan ponerse en contacto contigo y ofrecerte más información sobre el tema. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *