Nuestras primeras ideas para actividades con SHX Proximity

Sensor, tarjetas y pegatinas: los componentes de SHX Proximity

SHX Proximity es una nueva forma de interacción en las salas multisensoriales que proponemos desde BJ Adaptaciones y que permite al usuario interactuar con el entorno utilizando objetos reales que lo modifican y que lo convierten en un ambiente temático relacionado directamente con ese objeto.

En este sentido, las posibilidades que permite SHX Proximity son infinitas porque cada persona puede aportar los objetos que desee o aquellos que sean más significativos para él o ella.

Hemos publicado recientemente un artículo donde explicamos al detalle el funcionamiento de SHX Proximity, pero ahora queremos proponeros nuestras primeras 21 ideas de actividades que se pueden llevar a cabo con este elemento multisensorial para que podáis crear vuestros propios ambientes inmersivos personalizados. A la vez, os animamos a que creéis y propongáis vuestras propias formas de participación creativas e innovadoras.

21 ideas de BJ Adaptaciones para sacar partido al SHX Proximity

  • Un cuento inesperado…
    Se trata de explicar un cuento improvisado e interactivo. El moderador coloca un cesto con objetos (preprogramados con adhesivos) y empieza a narrar un cuento improvisado cuya línea narrativa tendrá que ir de acuerdo con el objeto que vaya surgiendo de la caja. Cada objeto lanzará un paisaje del cuento. Así el cuento variará dependiendo del azar -o también se le puede pedir a los participantes que escojan al azar o a propósito los objetos que van interviniendo en el cuento.
    Alternativa: También pueden ser los participantes los que expliquen el cuento. El moderador escoge un objeto y lo da a un participante y éste tiene que colocar el objeto en la plataforma mágica y continuar con el cuento añadiendo en la historia ese objeto que surja de repente en la sala. Así el cuento se va creando entre muchos y poco a poco se construye una historia poco común.
  • La sala de las emociones envolventes
    El moderador asocia cada color a una emoción y va escogiendo tarjetas u objetos que representen esa emoción al azar para aproximarlas a la plataforma y dejar que el participante exprese cómo siente esa emoción o con quién, o que hable de qué representa para él esa emoción. Sirve como el conocido cuento de el monstruo de las emociones para identificar y expresar emociones.
  • Color-Acción
    Se le asigna un color a cada participante y se le asigna una acción que debe hacer cuando salga su color. “Cuando la sala se ponga de color X debes hacer esta acción Y”. Así consigues la atención del grupo, estímulo-respuesta. Al acabar su acción el participante puede escoger otra tarjeta u objeto al azar y ponerlo en la plataforma mágica para llamar al siguiente participante. También es posible utilizar la tarjeta especial “Dado” que elige un contenido al azar cada vez que se acerca a la bandeja.
  • Adivina adivinanza…
    Se puede jugar a adivinar el objeto que escuchas, hueles o que sientes en las manos y después desvelar si has acertado al ponerlo en la plataforma.
  • El tesoro escondido
    Hay un objeto escondido en una caja delante de todos. Tienen que adivinar qué objeto es para ganar un premio. Disponen de 3 tarjetas que van dando pistas de objetos relacionados con el objeto escondido. Finalmente lo adivinan y la caja desvela cuál es el premio para el participante.
  • ¿De qué nos disfrazamos?
    Las tarjetas están en blanco o en objetos neutros y lanzan un ambiente o personaje. El ambiente o personaje que le toque a cada participante es el que decide de qué va a disfrazarse. Por ejemplo, al acercar la tarjeta y ver al pirata, deberemos buscar prendas de pirata. Luego podemos realizar un cuento.
  • Test
    Se puede utilizar para hacer un examen o evaluar contenidos (letras, números, asignaturas, etc.). Las tarjetas pueden contener la pregunta “¿2 + 2?” y al acercarlas podemos ver la respuesta “¡cuatro!”.  Podemos construir un trivial adaptado a los participantes.
  • El mundo mágico de…
    Invitamos a los participantes a trasladarse a un mundo mágico. La idea es que vivan sensaciones envolventes de todo tipo en la sala: auditivas, visuales, olfativas, táctiles, vibratorias, de luz, etc. colocando las tarjetas en bandejas llenas de elementos asociados (hojas de otoño, flores, copos de nieve o algodón, arena de la playa, etc.).
    Por ejemplo, se van a trasladar al mundo mágico de Narnia, donde pasaremos por las cuatro estaciones: invierno (toda la sala se llenará de invierno, con la luz y los efectos asociados, mientras el participante toca los copos de nieve), primavera (toda la sala se llenará de primavera, mientras el participante toca las flores de los cerezos), verano (toda la sala se llenará de verano, mientras el participante toca la arena de la playa), otoño (toda la sala se llenará de otoño, mientras el participante toca las hojas secas del otoño).
    Podemos inventar tantos mundos como queramos. Por ejemplo: una fiesta en la que ves colores, luces, una fiesta en las pantallas,  a la vez que te caen globos por la sala, tocas el confetti y serpentinas,… o cualquier otro mundo al que queramos trasladar al participante.
  • ¡Manos a la masa!
    Se trata de cocinar de una forma alternativa. Podemos pedir al participante que vaya escogiendo ingredientes y además de colocarlos en la bandeja mágica para que toda la sala se bañe con su esencia, los coloque de verdad en un recipiente, de forma que se vaya creando una receta, de un pastel por ejemplo. Finalmente, podemos colocar la tarjeta que desvela el pastel ya cocinado e incluso invitar a los participantes a un trozo de tarta (olerla, tocarla, comerla,…).
  • ¿Quién es quién?
    Podemos programar tarjetas con caras de personas para que los participantes tengan que reconocer quiénes son, podrían ser familiares, amigos, o fotografías que tengan que describir.
  • Música Viva
    Colocas un instrumento en la plataforma y se oye ese instrumento, se ve, se vibra,… y así aprendemos más sobre los instrumentos, los participantes pueden hasta tocarlos, probarlos, e incluso la última tarjeta puede ser una tarjeta configurada para que sea una canción con todos esos instrumentos y se oiga la composición. (Pueden servir desde canciones infantiles hasta poner ópera). Sirve para identificar instrumentos, aprender más de ellos, tocarlos, sentir la música y motivar. Al final, se puede acabar bailando, cantando, moviendo el cuerpo, o relajándose.
  • Suena como…
    Utilizamos instrumentos en miniatura u otros objetos. El usuario tendrá los ojos tapados y podrá tocar el objeto y escuchar su sonido. Deberá reconocer el objeto que ha elegido.
  • Construyendo un Puzzle
    El participante obtiene pistas de la sala para adivinar un objeto. Configuramos unas cuantas tarjetas para que cada una muestre un trozo de un objeto. La sala va ofreciendo pistas. El participante debe adivinar qué objeto es. Por ejemplo, si el objeto a descubrir es un barco pirata, irán apareciendo trozos del barco en una pantalla, una vela, etc. y unido a otros efectos de la sala como: luz azul, un tubo de burbujas, aire, etc.
  • Memorizando
    Para estimular la memoria se pueden apoyar objetos prestados por los participantes y ellos deben recordar el orden en el que aparecieron.
  • Espejo, espejito…
    Vamos a jugar a preguntarle cosas a la sala como si fuera el espejo mágico de la reina de Blancanieves. Utilizaremos un “espejo mágico” y en él colocaremos la tarjeta especial Dado. Cada tarjeta, lanzará una respuesta ingeniosa como si fuera un espejo mágico: ‘tú’, ‘la bruja piruja’, ‘el más alto de todos’, ‘el que se toque antes la nariz’, etc.. Los participantes deberán hacer preguntas que empiecen por “¿Quién…”
  • El túnel del tiempo
    Tenemos varios objetos de distintas épocas y cada objeto que se acerca a la plataforma mágica nos traslada a una época distinta, donde pueden entrar en juego uno o varios objetos, pero la sala siempre nos devolverá efectos relacionados con esa época, y así el moderador puede aprovechar para explicar historia.
  • Viajando
    Utilizamos objetos relativos a la playa, al campo, la selva, el espacio exterior (como por ejemplo un rastrillo, una cesta de picnic, una hoja de árbol, un casco de astronauta) para que nos trasladen a esos lugares o a una parte del cuerpo. La sala nos devolverá esa zona y ayudará a identificar y a crear un sencillo esquema corporal.
  • El cuerpo humano
    Con un adhesivo pegado a una parte del cuerpo, la sala nos devolverá esa zona y ayudará a identificar y a crear un sencillo esquema corporal.
  • ¿Quién soy yo?
    Pegamos un adhesivo a cada participante y nos devuelve contenido relacionado con su persona (su música favorita, una foto suya, su color favorito, su voz, etc.).
  • Alcanzando la plataforma mágica
    La bandeja o plataforma mágica se puede colocar cada vez más alto o en distintas posiciones para trabajar coordinación, equilibrio, integración bilateral o en cruce de línea media. Cada vez que el participante logra alcanzar el sensor con el objeto toda la sala hace una fiesta.
  • Vocabulario Viviente
    Cada vez que diga la palabra ‘elefante’ cogemos el elefante en miniatura y lo ponemos en la plataforma mágica. Después el moderador puede hacer preguntas a los participantes sobre el tema en cuestión. (‘¿Dónde viven los elefantes?’; ‘¿Para qué sirve el martillo?’)
    Con esta idea ayudamos al vocabulario, los objetos y/o imágenes que queramos trabajar. Con niños: animales, cacharritos, herramientas, juegos manipulativos con colores, etc.. Con mayores: imágenes como ciudades, personas de su vida, personas de ese grupo, objetos cotidianos, compañeros de trabajo, etc.

Más información

Iremos añadiendo más ideas y recursos en nuestro blog. Si quieres más información sobre nuestras SHX Proximity, contacta con nosotros y nuestros asesores te informarán sin compromiso. O bien visita nuestra web.

info@bjadaptaciones.com o www.bjadaptaciones.com

2 comentarios

    1. Hola Mercedes. Muchas gracias por tu interés en nuestros productos y servicios. Si eres cliente, como nos comentas, te recomendamos que te pongas en contacto con el asesor que te atendió en su momento. O, si lo prefieres, también puedes enviar la consulta específica que tienes sobre nuestro sistema SHX a info@bjadaptaciones.com. Si puedes, indica también que eres ya clienta de BJ Adaptaciones y si tienes ya una persona de contacto que te atendiera en esa ocasión, indícanos quién fue. Muchas gracias de nuevo por tu comentario y esperamos haberte ayudado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *