Mitos y realidades sobre la intervención temprana en comunicación aumentativa

Niño utilizando el comunicador GoTalk Express 32
Niño utilizando el comunicador GoTalk Express 32

A lo largo de los últimos años, el equipo de BJ Adaptaciones hemos tenido la oportunidad de conocer a diferentes profesionales, de diferentes ámbitos, y familiares con opiniones encontradas sobre el uso de los Sistemas Aumentativos de Comunicación (CAA), o sobre el momento idóneo para su implementación.

Queremos compartir este artículo de MaryAnn Romski y Rose Sevcik, que aunque se publicó en 2005, conviene recordar y tener presente sobre todo a la hora de abordar la evaluación y la intervención sobre el lenguaje y la comunicación del niño:

Augmentative Communication and Early Intervention. Myths and Realities, MaryAnn Romski, PhD, CCC-SLP; Rose A. Sevcik, PhD

http://depts.washington.edu/isei/iyc/romski_18_3.pdf

A modo de resumen, diremos que en este artículo Romski y Sevcik parten de una recopilación de algunos de los mitos más extendidos, y basándose en la revisión de alrededor de 60 publicaciones, rebaten todas y cada una de esas falsas creencias.

Mitos

Los mitos más comunes que las autoras detallan son:

  1. La CAA es el último recurso en la terapia del lenguaje y el habla.
  2. La CAA entorpece o frena la aparición del habla.
  3. Los niños deben presentar unas habilidades previas para poder beneficiarse de la CAA.
  4. Los dispositivos con salida de voz, sólo son para niños sin dificultades cognitivas.
  5. Es necesario tener un mínimo de edad para poder beneficiarse de la CAA.
  6. Existe una jerarquía representacional de símbolos, desde objetos hasta la palabra escrita.

Conclusiones

Algunas de las conclusiones que se extraen de éste artículo, y que refutan los mitos anteriores son:

  • Nunca es demasiado temprano para introducir la CAA, pues las herramientas y estrategias que se emplean, deben tomarse como un medio, no como un fin. La CAA provee una base firme para el desarrollo del lenguaje hablado, la comprensión y la producción del lenguaje.

En definitiva, abre las puertas para el desarrollo general del niño.

  • La CAA, no sólo no frena la aparición del habla, sino que en algunos casos incluso la facilita. Un claro ejemplo es el de niños que utilizan signos gestuales para comenzar a comunicarse, y que al comenzar la aparición del habla, van dejando de utilizar los signos. El niño que es capaz de comunicarse, utilizando el medio que sea, tiene más posibilidades de participar de forma más activa en la sociedad.
  • Los niños que no utilizan un SAAC, pese a que no tienen lenguaje oral, son excluídos de ciertos niveles educativos, o programas de intervención, debido a que se presupone que no posee las habilidades cognitivas adecuadas, sin haber realizado una evaluación exahustiva, y sin ofrecerle las herramientas de Comunicación necesarias. Un claro ejemplo son los niños con serias dificultades motrices, cuya capacidad cognitiva no ha podido ser demostrada.
  • Hace unos años, el coste de los dispositivos de CAA era uno de los motivos por los que se descartaba su uso. El otro motivo era porque los dispositivos que existían en el mercado, requerían ciertas habilidades cognitivas para ser utilizados. Ahora, son mucho más asequibles y de sencillo manejo para el usuario. Los dispositivos suponen una herramienta incluso cuando se comienza el uso de la CAA, y nunca deben ser considerados como un fin. Disponer de “voz” a edad temprana, puede facilitar la identidad propia, además de la comunicación.

¡Cuéntanos tu opinión sobre tu experiencia!

2 comentarios

  1. Trabajo en un centro de atención múltiple y atiendo niños con autismo, con lenguaje ecolalico pienso que esta herramienta de comunicacion me seria de mucha utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *