Las salas multisensoriales SHX y la primera infancia: Yo siento, yo puedo, yo soy

Las experiencias vividas en las salas con sistema SHX permiten poner en el centro aquello que resulta más importante para cada niño, para cada grupo. El desarrollo de la identidad corporal y social, el uso de las competencias comunicativas que todos los niños tienen y descubrir el entorno de manera segura y eficaz son aspectos integrados en el uso de este sistema.

Recordemos que el primer yo es un yo básicamente corporal y social, al que, poco a poco, se va incorporando el entorno. De esta manera, los adultos de referencia ejercen de una función de soporte que dará como resultado la capacidad de autorregulación de los niños.

Ejemplo de proyección inmersiva en sala multisensorial.
Ejemplo de proyección inmersiva en sala multisensorial.

Las sensaciones placenteras son fuente de afecto, básicas para crecer feliz y aprender a relacionarse, a tomar seguridad y autoconfianza. Por ello, es muy importante ofrecer estímulos agradables que los harán sentirse bien.

Las salas SHX recurren a estímulos primarios que nos permitirán generar sensaciones muy placenteras y personalizadas, pero además suponen un espacio donde interaccionar, explorar límites y capacidades, sentir y reconocer emociones, y comunicarnos.

Colchoneta moldeable con en donde los niños pueden tumbarse o desplazarse mientras la colchoneta se adapta a ellos.
Colchoneta moldeable en donde los niños pueden tumbarse o desplazarse mientras la colchoneta se adapta a ellos.

Sentir la vibración por todo el cuerpo en un puff, sumergirnos en una escena del mundo marino con peces y tortugas, relajarse con un cielo estrellado en el techo, observar como una fibra cambia de color… es fácil encontrar estímulos para que cada uno disfrute en las salas SHX.

A veces nos encontramos con niños más retraídos, dependientes, impulsivos, miedosos, con dificultades en la relación con otros niños… este espacio de sensaciones placenteras y de interacción al alcance de todos, puede ayudarnos también en la intervención con ellos.

De nuevo, el conocimiento del profesional, el sistema SHX y su capacidad de creación, adaptación y regulación de las experiencias vividas permiten crear condiciones de confianza profunda en los niños.

Sigue leyendo…

Si lo prefieres, puedes descargarte el artículo completo en PDF.

Más información

Si quieres más información sobre las ventajas, uso y características de las salas multisensoriales SHX, visita nuestra web, contacta con nosotros en el +34 932 850 437 o bien en info@bjadaptaciones.com.

Nuestros expertos en SHX te ayudarán a configurar el entorno multisensorial más adecuado para tu centro u hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *