Las salas multisensoriales SHX y la primera infancia: Nos movemos porque sentimos

Aprender a sostener la cabeza, voltearse, sentarse, manipular objetos, arrastrarse, reptar, gatear, ponerse de pie, mantenerse, caminar, saltar… son importantes retos, pero más aún facilitarlos para que el niño adquiera un adecuado control y dominio general de su cuerpo.

Niños en una barra curva de equilibrio para trabajar el movimiento y el equilibrio de forma divertida
Niños en una barra curva de equilibrio para trabajar el movimiento y el equilibrio de forma divertida

Pero disponer de la capacidad no implica su utilización: Para ello es imprescindible que los niños y niñas se sientan motivados a ir, a explorar, a conocer su entorno, a tocarlo, a sentirlo… y las salas multisensoriales cuentan con muchas herramientas para ello.

Una cama que vibra con el sonido, acerca al niño al mundo sonoro exterior y le ayuda en la percepción corporal interna (Fröhlich). Una bola de luces que se enciende y se apaga y un muñeco que se mueve y canta en el proyector; estimulan la curiosidad y con ello las ganas de desplazarse. Un saco para colgarse que ofrece experiencias vestibulares contribuye a la relajación y la calma y puede provocar cambios en la expresión emocional y en la comunicación.

Sala multisensorial con piscina de bolas de colores.
Sala multisensorial con piscina de bolas de colores.

Un objeto que se ilumina cuando uso la voz favorece un aumento cuantitativo de vocalizaciones.

Las salas multisensoriales SHX ofrecen infinitas posibilidades de juego para fomentar la curiosidad de los más pequeños y sus ganas por conocer el mundo.

Las salas multisensoriales facilitan la actividad desde diferentes posturas y cuentan con distintas superficies para fomentar la exploración, por lo que se diseñan cuidando la seguridad, evitando al máximo riesgos y prohibiciones innecesarias que repriman la curiosidad natural de los niños y niñas.

El movimiento es para ellos una necesidad y una fuente de placer y aprendizaje.

Utilizando estímulos potentes o delicados, primarios o complejos pero de manera integrada, buscando que sean significativos y motivadores, potenciando la intervención en aquellos niños con algún retraso motriz, inseguridad, hipotonía… convertimos la sala multisensorial en un espacio de inclusión, donde cualquiera puede incidir en su entorno mientras se desarrolla disfrutando.

Sigue leyendo…

Si lo prefieres, puedes descargarte el artículo completo en PDF.

Más información

Si quieres más información sobre las ventajas, uso y características de las salas multisensoriales SHX, visita nuestra web, contacta con nosotros en el +34 932 850 437 o bien en info@bjadaptaciones.com.

Nuestros expertos en SHX te ayudarán a configurar el entorno multisensorial más adecuado para tu centro u hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *