Las salas multisensoriales SHX para personas con daño cerebral: Control motor

Las personas con daño cerebral pueden tener dificultades en el control postural, en el movimiento de una parte del cuerpo, hipotonía, espasticidad y dificultades para la coordinación y el equilibrio. Las salas multisensoriales ofrecen un abanico amplio de recursos de interés para estas necesidades.

En primer lugar, es posible encontrar elementos que permitan trabajar la propiocepción (reconocer la propia posición y el movimiento) y el esquema corporal. Las camas de agua, las piscinas de bolas, los elementos de tacto profundo, los elementos pesados, la vibración, son elementos interesantes para ello.

También es posible encontrar elementos para trabajar con el equilibrio como columpios adaptados, camas de agua, hamacas… El uso de este tipo de materiales se puede combinar con otros elementos y actividades para extender los ejercicios a la coordinación viso-motora y el mantenimiento del equilibrio mientras se realiza otra actividad.

En las salas multisensoriales se encuentran elementos confortables que permiten variar y regular la postura de cada usuario (camas, pufs, cómodos asientos, hamacas…).

Por otra parte, en las salas multisensoriales es posible encontrar elementos confortables que permiten variar y regular la postura del usuario (camas, pufs, cómodos asientos, hamacas…) proporcionando a cada usuario una posición base que sea adecuada para trabajar.

También encontramos diferentes elementos como los elementos vibroacústicos, los elementos de masaje, los vestibuladores… que permiten modificar el tono muscular del usuario para dirigirlo a una situación adecuada para el desarrollo de una actividad.

La manipulación y el control de los propios elementos de la sala (acariciar las fibras, tirar las bolas de la piscina, apretar los botones para que cambien las escenas SHX, la experimentación con material táctil…) abren infinitas posibilidades de trabajo en la motricidad fina y gruesa.

Por último, es posible completar la sala con elementos tradicionales de psicomotricidad tales como escaleras, rampas, colchonetas, cilindros… integrarlos junto con los otros elementos de la sala multisensorial, creando un ambiente seguro y accesible que fomenta la exploración y la movilidad.

Sigue leyendo…

Si lo prefieres, puedes descargarte el artículo completo en PDF.

Más información

Si quieres más información sobre las ventajas, uso y características de las salas multisensoriales SHX, visita nuestra web, contacta con nosotros en el +34 932 850 437 o bien en info@bjadaptaciones.com.

Nuestros expertos en SHX te ayudarán a configurar el entorno multisensorial más adecuado para tu centro u hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *