Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu email las últimas novedades y agenda de formación de BJ Adaptaciones

BJ Adaptaciones usará la información que nos proporciones en este formulario para estar en contacto contigo y para enviarte actualizaciones y promociones.

Puedes cambiar de opinión en cualquier momento haciendo clic en el enlace desuscribir que hay en el pie de página de cualquier correo electrónico que recibas de nuestra parte, o poniéndote en contacto con nosotros en info@bj-adaptaciones.com. Trataremos tu información con la máxima confidencialidad. Para obtener más información acerca de nuestras políticas de privacidad, visita nuestra web. Al hacer clic a continuación, aceptas que podamos procesar tu información de acuerdo con estos términos.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp's privacy practices here.

Las 10 reglas de oro para la utilización efectiva de los conmutadores Causa – Efecto

  • 28 octubre, 2011
  • BJ Adaptaciones

Aprender a usar un conmutador abrirá las puertas a todo un mundo lleno de posibilidades.
Este interesante decálogo de buenas prácticas sobre el uso de los conmutadores es un recurso muy interesante.

  1. La posición del pulsador, se ha de procurar que siempre sea la misma.
  2. Al marcar el pulsador, intentar que el pulsador siempre esté marcado con un símbolo.
  3. POLE – Persona / Objeto / Lugar / Evento: se debe procurar que la actuación sobre un conmutador siempre se realice cubriendo estas premisas, es decir, que la persona que pulsa el conmutador tenga conciencia de hacerlo, que esta acción ponga en marcha algún elemento, en un lugar en concreto y realice un acción palpable.
  4. Siempre montar y fijar el conmutador. Sugerimos que el pulsador esté fijado de manera resistente allí donde mejor se adapte para su uso.
  5. El tiempo entre la actuación sobre el pulsador y el efecto sobre el elemento, debe ser lo más breve posible.
  6. Desmontar o retirar el pulsador si no se usa o no está enchufado o listo para funcionar.
  7. Utilizar, siempre que sea posible el mismo pulsador en el colegio, el domicilio o en el trabajo.
  8. Evitar la actuación del conmutador sobre elementos peligrosos, que generen calor, sean pesados o generen movimiento de riesgo.
  9. Dar tiempo de respuesta suficiente a la persona que utiliza el pulsador para que procese y entienda la información y la consecuencia de la causa -efecto.
  10. Mantener el objetivo: El objetivo SIEMPRE es el acceso.

Paul Thompson de Ablenet, nos enseñó este decálogo que creemos muy interesante.
Thanks Paul!
Puedes descargarte la presentación del decálogo de buenas prácticas de uso con conmutadores aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los objetos cobran vida con SHX Proximity