Finaliza con éxito la segunda convocatoria de “YAMakers”

Gran éxito de participación y creación de proyectos en el segundo curso impresión 3D del proyecto “YAMakers” en el que BJ Adaptaciones colabora junto con Fundación OrangeFundación Friends  y los Ateneus de Fabricació de Barcelona.

A lo largo de tres semanas jóvenes con Síndrome de Asperger se han formando de la mano de BJ Adaptaciones entorno a la tecnología 3D y sus posibilidades de desarrollo en ámbitos diversos.

Durante las sesiones los alumnos han diseñado e impreso piezas con las que poder crear objetos que tengan un impacto social y que ayuden a mejorar la autonomía de las personas con discapacidad.

Un objetivo que se inició en la primera edición del curso con el diseño de la pala de ping-pong adaptada y que se ha continuado en esta ocasión con la creación objetos adaptados que puedan ser útiles a los deportistas que practican Boccia.

La Boccia es un deporte paralímpico, similar a la petanca, que lo practican jugadores con un alto grado de discapacidad.

Los proyectos en los que ha estado trabajando este segundo grupo de participantes son un licornio adaptado que se coloca en la cabeza y sirve para lanzar la bola, y elementos para guardar las bolas durante el juego, pensados para estar sujetos a la silla de ruedas.

Un alumno del curso YAMakers le muestra a Àngels Solà, directora de la Federación Deportiva Catalana de Paralíticos Cerebrales, uno de los diseños realizados.
Un alumno del curso YAMakers le muestra a Àngels Solà, directora de la Federación Deportiva Catalana de Paralíticos Cerebrales, uno de los diseños realizados.

Durante las sesiones los alumnos participaron en cada una de las fases de su desarrollo, desde la conceptualización de la idea hasta su impresión, pasando por la creación del diseño 3D, la adquisición de materiales en comercios locales y el trabajo con la prueba-error de prototipos hasta conseguir la pieza final.

Àngels Solà, directora de la Federación Deportiva Catalana de Paralíticos Cerebrales (FECPC), a quien los alumnos tuvieron la oportunidad de conocer en una de las sesiones, comentó que “con lo que hemos visto hoy pienso que es muy buena idea y se le podría continuar sacando partido. Trabajándolo podría ser una salida a tener soluciones para nuestro material actual”.

Filosofía maker

Durante la segunda sesión los asistentes también han contado con la visita de diferentes makers de la ciudad de Barcelona que compartieron su experiencia y hablaron sobre la “filosofía maker”: “Compartir es vital en este mundo, la filosofía maker se basa en esto, precisamente si no compartimos y celebramos los nuevos descubrimientos, tanto nuestros como de los compañeros, limitaremos la potencialidad de esta tecnología, comenta Néstor Aparicio del MakerConvent.

Alumno del curso haciendo ajustes a uno de los diseños en impresión 3D
Alumno del curso haciendo ajustes a uno de los diseños en impresión 3D

Los alumnos intercambiaron puntos de vista con ellos y recibieron algunos de sus consejos: “Personalmente y fruto de nuestra experiencia, creemos que es todo un mundo de posibilidades pero que tiene sus limitaciones y complicaciones. No nos tenemos que dejar engañar por su increíble potencial, aunque, si bien es cierto, se tiene que saber gestionar”, Néstor Aparicio.

Para Toni Arias, el psicólogo que ha acompañado a los alumnos a lo largo de las sesiones, que los alumnos tengan contacto con la comunidad maker es fundamental:

“La impresión 3D puede ser un buen método para integrarse porque es una tecnología muy nueva que cuenta con una comunidad muy grande donde estos chicos se pueden sentir muy a gusto.” – Toni Arias, psicólogo.

Orientación laboral

Asimismo, una de las sesiones ha estado dedicada a ofrecer orientación laboral para encarar su futuro profesional. Ainhoa Morán, consultora en comunicación y marketing y autora del libro “De Camino al Empleo” (Ed. Amat) ofreció unas guías a seguir en la búsqueda de empleo y los alumnos participaron en dinámicas para presentarse a una oferta de trabajo que podrían encontrar en una situación real.

Según Ainhoa, “en estos momentos en que este sector de impresión 3D está creciendo es muy importante que estos jóvenes puedan aplicar sus conocimientos en estas áreas. Hoy en día todo el mundo tiene dificultades para encontrar empleo. Ellos no tienen que ver sus condiciones como una dificultad, sino que tienen que pensar en que tienen muchas capacidades que pueden ser muy valoradas en entornos laborales, y que les pueden ayudar a encontrar empleo.”

Espacio de reflexión sobre la impresión 3D

El curso, además de centrarse en el desarrollo de habilidades técnicas, también fue un espacio de reflexión sobre el futuro de la impresión 3D y de las posibilidades que puede llegar a ofrecer a cada uno de ellos.

Dàlia Ferran, formadora de los cursos, opina que ha sido muy interesante y sorprendente a la vez ver la evolución de los chicos y poderles acompañar en el descubrimiento de esta tecnología.

Son jóvenes con un gran potencial y ahora tienen más herramientas para desarrollar su creatividad y continuar explorando. Con algunos de sus diseños he quedado realmente impresionada y también con su implicación en la creación de piezas para personas con discapacidad”. – Dàlia Ferran, formadora del curso YAMakers.

La opinión de los alumnos

Por su parte, los alumnos han recogido, día a día, su experiencia en el blog de la iniciativa. Según el punto de vista de los alumnos, “el curso me será útil porque quizá en el futuro me acabo comprando una impresora y hago joyas en 3D para la tienda en la que trabajo. Podría ser algo innovador. ¡Y veríais cómo tendrían éxito!” comenta Pol.

“A mí me ha servido para terminar de montar y hacer funcionar la impresora que me construí”, apunta Marius, otro de los asistentes.

Los alumnos del curso recibiendo su titulación en diseño e impresión en 3D
Los alumnos del curso recibiendo su titulación en diseño e impresión en 3D

En relación a las expectativas y a la temática del curso, los alumnos nos dan su punto de vista: “Nos ha gustado trabajar en proyectos para gente con discapacidad, como la Boccia, y también pasar un buen rato”, comenta Adrià S.

“Yo me esperaba que el curso trataría de arreglar impresoras, y al final fue para imprimir. Esto me sorprendió mucho, ¡puedes imprimir cualquier cosa!” dice Adrià A.

“Lo que más me ha gustado han sido los programas de diseño. Puedes importar cualquier imagen y convertirla en relieve. Yo he hecho un escudo de la casa Stark de Juego de Tronos, la casa que más me gusta”Adrià H., alumno del curso.

Arnau Torné es el voluntario que ha dado apoyo tanto en la primera edición del curso como en la segundo: “Yo soy profesor en la Fundació Friends y el primer curso me gustó, por esto repito la experiencia.” Hablando sobre los retos y dificultades que se ha encontrado durante las sesiones comenta que ha notado un cambio de carácter en muchos de los asistentes: “jóvenes que suelen ser más tranquilos, aquí han estado más movidos; y otros que eran más movidos aquí están más tranquilos.”

Según Arnau, “visto el elevado nivel que de algunos de ellos una vez finalizado el curso hay posibilidad que algunos continúen vinculados de alguna manera con este tipo de tecnología”.

El Ateneo de Fabricación

Para los técnicos y miembros del Ateneu, el espacio de fabricación digital donde han tenido lugar las formaciones y punto de encuentro entre personas y entidades locales que quieren experimentar con esta tecnología, tener a los alumnos del curso día tras día en sus instalaciones y compartir su evolución a lo largo del mismo está siendo una experiencia nueva y muy positiva: “Este proyecto encaja mucho por el rol temático del Ateneu, que es la inclusión. Nos hemos dado a cuenta que el tema de las impresoras 3D lo han trabajado muy bien” dice Rubén Saguar, uno de los tecnólogos del centro.

“Nosotros les propusimos un taller de creatividad con la idea de pensar con lápiz y boli antes de tocar máquinas. Nos sorprendieron mucho, salieron ideas muy potentes.” – Jorgina Martínez, directora del Ateneu de les Corts.

“¿Cómo los podríamos vincular con el Ateneu una vez hayan pasado por aquí?”, se pregunta Jorgina. Este es nuestro gran reto. Nosotros les proponemos que continúen viniendo, si se quieren formar nosotros les pondremos los medios, y si en algún momento tienen un proyecto de grupo les invitamos a que vengan y les ayudaremos a fabricarlo, con lo cual está todo abierto a ellos y a cualquiera de los formadores que hayan pasado por aquí.”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde BJ Adaptaciones, participar en el proyecto está siendo una experiencia muy positiva y agradecemos la colaboración de todas las personas y entidades implicadas que lo hacen posible y felicitamos a los asistentes por el increíble trabajo que están haciendo.

Más información

La tercera edición de YAMakers se ha iniciado el 2 de octubre y se desarrollará en el Ateneo de Les Corts cada viernes durante tres semanas. Para estar al día de todos los proyectos que llevan a cabo os invitamos a seguir su blog youngaspiesmakers.wordpress.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *